¿Por qué la Teoría Social?

“Las posibilidades críticas de los abordajes clásicos, contemporáneos y emergentes”

Buenos Aires, 19 al 21 de agosto de 2015
Tras la crisis del positivismo como paradigma epistemológico hegemónico se han producido importantes transformaciones respecto de la relevancia atribuida a la teoría en el conocimiento y la interpretación de los procesos y dinámicas que configuran la realidad social. Actualmente, tiende a prevalecer la idea de que toda práctica vinculada al conocimiento de esta realidad supone necesariamente un enfoque teórico determinado, enfoque que permite tanto como limita la construcción de objetos de estudio, así como su análisis, interpretación y crítica. De este modo, y dejando atrás cierta inocencia epistemológica, la teoría social ha vuelto a adquirir un lugar central en el ejercicio y desarrollo de las ciencias sociales y las humanidades.

El campo de la teoría social es hoy un campo múltiple y dinámico. Diferentes perspectivas conviven legítimamente en él y desarrollan programas de investigación autónomos, informando a –y siendo informadas por– diversos saberes y prácticas científicas, tanto como filosóficas, artísticas y políticas, entre otras. Campo heterogéneo entonces en el que se elaboran distintos conceptos de sociedad, política, sujeto, comunidad, agencia, cultura, poder, experiencia, discurso, así como de las relaciones que entre estos conceptos se diseñan. Esta diversidad propia del campo de la teoría social configura un espacio intelectual en el que abundan diálogos y controversias, cuyos alcances exceden las consecuencias estrictamente conceptuales. Y esto porque las capacidades heurísticas e interpretativas acerca de la realidad social que cada uno de estos enfoques presentan, así como los efectos ético-políticos que implican, complejizan los interrogantes y las discusiones en curso.

De allí que el presente Congreso se proponga como un espacio amplio y plural de intercambio de puntos de vista que, provenientes de diversas tradiciones y estilos de pensamiento e investigación, se dispongan a reflexionar en torno a algunos problemas comunes. Entre ellos, el problema de establecer qué puede entenderse en la actualidad por teoría social, cuáles pueden ser sus formas de estructuración, sus sentidos y sus alcances, cuál es su estatus específico para las ciencias sociales y las humanidades, y de qué modos puede dar cuenta críticamente de los procesos sociales contemporáneos. Interrogantes que, creemos, adquieren características particulares cuando son pensadas desde y para Latinoamérica.

Es por eso que este Congreso persigue especialmente contribuir al desarrollo de los debates teóricos ya en curso en el continente, así como también reflexionar sobre las condiciones de producción, recepción e investigación teórica en nuestros países. Nos guiarán aquí preguntas tales como: ¿cuáles son las potencias y limitaciones de las los diversos paradigmas de la teoría social clásica y contemporánea para el abordaje de la realidad social y política latinoamericana? ¿Puede pensarse en la especificidad de una teoría social latinoamericana? ¿Cuál es la relación entre la teoría social y los procesos de emancipación políticos y sociales tal como se presentan en nuestra región?

Este Congreso apunta, de este modo, a construir un espacio fértil para la presentación, el análisis y el intercambio de posiciones que permita afianzar el diálogo entre quienes trabajan en los distintos aspectos de la elaboración y el desarrollo de teorías sociales, de modo tal de poder ampliar y profundizar los alcances de la actual producción latinoamericana.

 ORGANIZA

GEEYPE

Grupo de Estudios sobre Estructuralismo y Postestructuralismo
IIGG – Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires
Auspician:
CC Cooperacion